Fue un fin de semana perfecto, divino, especial, mágico. Todo comenzó el sábado cuando Marcelo Tinelli confirmó su decisión de ir como presidente y el domingo se cerró el combo con un complicado pero merecido triunfo frente a Patronato en un repleto Nuevo Gasómetro.

Monarriz va buscando el funcionamiento ideal del equipo a raíz de los últimos buenos resultados conseguidos pero todavía no es sólido en defensa. Sufre los mismos síntomas que tenia la Holanda de Cruyyf, efervescente en ataque pero sufría mucho en defensa.

Los hermanos Korioto era buenas, fantásticos, casi perfectos pero estan totalmente bajo las sombras de Ángel o Oscar Romero. Cuando se juntan hacen jugadas bajadas de otro planeta y demuestran que tienen una jerarquía top para el futbol argentino.

La muralla China, el muro de Berlín o las manos de Dios, ya no hay mas palabras para describir a Sebastián Torrico. A su edad demuestra que nunca bajó los brazos y siempre entrenó de mala cara. Un ejemplo para todos los jóvenes.

El sueño del San Lorenzo ideal y perfecto se va acercando. Con Tinelli, Monarriz, los Romero y los juveniles hay sueños positivos.
Siempre juntos, siempre unidos, siempre positivos

¡¡VAMOS SAN LORENZO!!

Autor Daniel Camblor – El Europeo