Una alegría , poder ir a ver al CICLÓN en el Roberto Pando.

Yo amante de los deportes ( herencia de familia) , en especial del fútbol, boxeo y básquet.

Si habré escuchado las historias de mí viejo yendo a ver a LA CATEDRAL en el San Martín. Uno ( y muchos otros como yo), huérfano de esas vivencias. Esperaba con ánsias que nuestro SAN LORENZO querido , recuperara uno de sus deportes fundamentales como institución.

Y luego de tanta espera ese día llegó. SAN LORENZO volvía a la LNB . Pionero y fundador de la misma.

Y allá fuímos al Etchart del club F.C.O. para alentar al equipo de Lamas y el CONDE HERMANN. Gritamos campeones , mientras el Pando se iba levantando. Una alegría enorme . Todas esas historias del viejo se volvían realidad !!! ; pero algo faltaba , vió. Caballito no tiene ese gustito arrabalero que se siente en la atmósfera de Boedo. Y lo que uno quería era vivirlo en nuestro barrio. Como le pasó al viejo. Al mío , al tuyo al de él a tu tío ,al mío , a sus abuelos. Ese berretín de ser campeón en nuestro Boedo , malevo y tanguero.

Lamas siguió , el Conde se fué . Hubo renovación de nombres, pero no de mística; el gran Julio Lamas encabezaba la epopeya del Bicampeonato jugando en casa !!! . El Roberto Pando ya pasaba a ser uno de los recintos deportivos míticos de los porteños. Y yo seguía al ,hasta ese momento , CAMPEÓN sin poder ir al Pando. Problemas de salud en la familia no me permitían tener ese hueco para ir a ver al Balett del Penka Aguirre . En la temporada 2016/2017 los del CUERVO JULIO lograban el Bicampeonato !! Campeones en Boedo !! Como en nuestra época dorada. Como lo había visto y vivido mí viejo. Y me quede afuera de la final. El destino me hacía pagar el no haber ido en toda la temporada , y me lo merecía.

No me importó . Porque las leyendas del SAN LORENZO multicampeón del baloncesto se hacían realidad. Como me contaba el viejo !!!!.

Hasta que el destino no me fué más esquivo. Y en los 4tos del SUPER 20 por fín pude ir a BOEDO a ver a mí SAN LORENZO en el Pando , me acompañó mí hijo y juntos de la mano fuímos caminando por las calles de Boedo hasta llegar al polideportivo del CASLA. Vimos al mejor del básquet seguiendo batiendo récords y una victoria aplastante con juego lujoso.

Vivímos la leyenda de LA CATEDRAL en persona , en BOEDO. Junto a mi hijo. Como seguro le hubiese gustado a mí viejo llevarme a mí.  Máximo y yo nos fuímos felíces por la victoria por ,meternos en final four , por estar en el Pando y por poder caminar por BOEDO de la mano , respirando esa atmósfera de arrabál de tango y San Lorenzo. Y seguro el viejo caminando junto a nosotros abrazandonós.