Domingo por la mañana, a levantarse tempranito para ir a buscar las facturas y de paso relojear en el kiosco de revistas la portada de los diarios, enterándonos de la noticia que el puntero había perdido de local, nos encaminábamos al nuevo Gasómetro con la Fe intacta, aun sabiendo que nos mediamos con la sensación del torneo, el equipo mendocino que nos pisaba los talones.
Horario inusual para concurrir al Pedro Bidegain, ya nos habíamos olvidado de los partidos matutinos, así que allá fuimos, en búsqueda de seguir estirando la racha positiva y meterle presión al puntero para así sabernos cómodos a falta de cinco fechas, de entrar definitivamente en zona de copas.
Así fue que con la multitud azulgrana recibiendo al primer equipo, nos prestábamos a ver a este San Lorenzo, que sin ser destellante, cumplía los objetivos con lo justo y necesario; el DT guardaba jugadores para el próximo miércoles en fecha de Sudamericana contra Atletico Mineiro, y saltaban a la cancha con un 4-3-1-2 , mientras que el visitante salió con un 4-2-3-1 y la idea de lastimar de contra.
Pero grande fue la sorpresa cuando a los 8 minutos en una pelota larga por la banda derecha que sobra Angeleri para creer cortar a Garro al final de la misma, cosa que nunca paso porque nunca llego, envió un centro directo al cruce de Caruzzo, quien la metió cual delantero goleador, provocando el primer grito visitante; el Ciclon intento con un ataque el cual mediante un centro y chilena de Blando, la pelota paso rozando el palo izquierdo del arquero tombino.
No pasaron más de seis minutos, que en una jugada donde le hicieron el 2-1 al glamoroso lateral cuervo, Pol Fernandez remato al arco siendo desviado por el arquero azulgrana; acto seguido el córner enviado al corazón del área por el mismo jugador, que encuentra a nuestro ex marcador central juvenil, Tomas Cardona (con futuro europeo), burlando la infantil marca del experimentado Coloccini y clava el testazo para el segundo gol visitante; párrafo aparte para Navarro que no sale a cortar el centro y por enésima vez se come un gola sencillo para cualquier guardavalla astuto.
San Lorenzo no salía de su letargo, y sin armas y con gran frustración, intentaba generar buscando espacios, que ya a esta altura el visitante en una doble línea de cuatro le imponía la responsabilidad para achicar la diferencia. A los 19 minutos del primer tiempo, se escapa el lateral izquierdo visitante, perseguido por el incansable Nahuel Barrios, y mete el centro que el Morro Garcia, entre la inexplicable falta de comunicación de los dos experimentados centrales, y mete el tercero ante un atónito guardameta, que se come otro gol más sin salir a cortar la jugada, y van…
En tan solo 19 minutos estábamos 0-3 abajo, increíble para un equipo que tenía la valla menos vencida del torneo, y aún faltaba más; como ser el gol en contra que se generó Navarro, tiro de media distancia y de un jugador con pierna cambiada, pasándole por debajo de las manos provocando el 0-4 y golpe de knockout letal.
Sin ideas desde el banco, sin actitud desde adentro, el Ciclón cayó rendido a manos de la efectividad de los dirigidos por Dabove, que siendo muy simples y atacando por las bandas de Salazar y Angeleri, se había atragantado de tantos goles que habían convertido hasta el momento.
El segundo tiempo fue más de lo mismo, con la apatía de un equipo que no estuvo a la altura de las circunstancias, ni siquiera para mostrar vergüenza deportiva e ir al frente cueste lo que cueste, el técnico saca a Romagnoli e ingresa Botta, y para sorpresa de todos retira a Reniero y pone a Castro (vale la pena decir que en el banco de relevos NO HABIA DELANTEROS), el cual le valió los insultos desde varios sectores del estadio.
Godoy Cruz estaba más que satisfecho, y vaya festín, lo terminó liquidando a los 21 del ST con una contra espectacular generada por la derecha a contrapierna de Salazar, y cruzando el envió al fondo para que Garcia, apareciendo por detrás de Coloccini, quien no miro si detrás suyo estaba algún jugador visitante, definía solo ante un arquero que cuando debe salir a cortar se queda, y cuando debe quedarse esta vez, se encontraba adelantado cuatro pasitos sin siquiera estirarse para dibujar su acción de querer llegar y no poder, dejando al descubierto sus falencias para aportar en la rúbrica del 0-5 a favor de los visitantes.
San Lorenzo está en el pelotón de los de arriba aun, esperemos que este cachetazo sea de consideración puertas adentro para este grupo de jugadores que no mostraron reacción alguna en este match, y para este cuerpo técnico que no encuentra una idea de juego, sigue regalando las bandas en cada partido y termina sufriendo de más.
Este próximo miércoles aparece el compromiso por Copa Sudamericana frente a Atletico Mineiro, esperemos revertir la actitud y lograr un buen resultado.